SANACIÓN ESPIRITUAL

mujer feliz

Tu problema actual es tu gran oportunidad. Tu propia mente – “el lugar secreto”, como lo llamó Jesús–, es la cámara del consejo donde se hacen los arreglos y se toman las decisiones para toda tu vida. Igualmente, es el cuarto de diseño donde se conforman los planes de tu destino. Tu vida es tu laboratorio. El mundo es tu taller.

La única razón por la que estás aquí, es que te puedas desarrollar espiritualmente; y la única manera de hacer eso, es enfrentarte a los múltiples desafíos que te presenta la vida diaria, y superarlos. No te desarrollas espiritualmente si te escapas de la vida y te refugias en una cueva de ermitaño o en algún retiro protegido artificialmente, por muy buenas que puedan ser tus intenciones. Tampoco creces en estatura espiritual si logras anotar puntos a base de fuerza bruta o engaño astuto.

Creces en gracia y entendimiento cuando resuelves tus problemas diarios a medida que se van presentando, mediante la Práctica de la Presencia de Dios, mediante un trato honesto y sincero en todo momento, y mediante el cultivo de un verdadero sentido del humor, que siempre nos acerca más a Dios.

El meollo de la cuestión es que hay que afrontar la vida y dominarla. Las condiciones externas y las apariencias, sencillamente no tienen importancia de por sí, salvo como fuente de material para crecer. La Ley considera que cualquier dificultad que te pueda venir, en el momento que sea, no importa lo que fuere, tiene que ser exactamente lo que más necesitas en ese momento para permitirte dar el próximo paso hacia delante, al superarla. No es necesario que haya males sin razón. El único infortunio verdadero, la única tragedia real, se da cuando sufrimos sin aprender la lección.

Sin duda, todo el mundo, en algún momento, ha sentido el deseo de “alejarse de todo” en busca de silencio y paz. Pero así no es la cosa. Tú no vives en un “templo antiguo”, ni tampoco podrías ir a vivir a uno ahora, aún si fuera lo apropiado. Tales pensamientos no son más que sueños sentimentales. La verdadera paz no viene de las condiciones externas, sino de lo interno. Se puede estar muerto de miedo o lleno de odio en la montaña más remota, y puedes gozar de la Presencia de Dios en medio de Times Square. ¡Despierta! Realiza a Dios, y permítele darte la felicidad perfecta y la libertad, aquí y ahora.

Emmet Fox – Metafísica Original Completa

Please follow and like us:
Articulos

Escrito por Metafísica Activa

La Metafísica compartida por Conny Méndez - Rubén Cedeño es una filosofía práctica para la vida diaria; se ocupa de la Mente Positiva, el Cristo Interno, los Siete Rayos (Aspectos de Dios), y el Perdón. Trabajamos para construir un mundo mejor, sin destruir, dividir, ni fragmentar.

Deja un comentario

error

Comparte con tus amig@s

A %d blogueros les gusta esto: