¿CÓMO SABER QUE UN FACILITADOR ESPIRITUAL ES BUENO?

metafisica2016-1024x681

¿Cómo se hace para saber que un Facilitador Espiritual, Maestro o Gurú es bueno? Para saber que un Facilitador Espiritual, Maestro o Gurú es bueno, se mira cuánto afecto le da a sus hermanos en su Grupo Espiritual, a su Maestro y a la Enseñanza, ya que, de esa misma manera, amará a sus estudiantes.

Así como el Sol está constituido por Luz y calor, las personas espirituales se hacen del amor y fidelidad que le tienen al Grupo con el que se formaron, al Maestro que los formó y a la Enseñanza que recibieron.

El Buddha, el Maestro, va regido por el Rayo Azul y lleva las protecciones de todos los Seres del Primer Rayo: del Señor Shiva, del Maestro El Morya; por eso, los Facilitadores son invencibles.

Aunque la actividad de la Enseñanza es de Segundo Rayo, en el “Triratna”, al Facilitador lo cobija el Primer Rayo, el Azul; esa es la verticalidad, la fuerza, la energía que usted ve, aunque muchos se ofendan porque el Facilitador regaña, reta, y algunos se vayan.

Al que escribe se le han ido algunos estudiantes por los retos que les he dado, pero son mucho más, infinitamente más, los que se han quedado. Y es al revés de como la gente piensa. Si se acude a un Facilitador que no reta, no corrige, no enseña, usted se va de allí; esa es la razón por la cual usted no está con esos gurúes hindúes que vienen de vez en cuando, que uno va a los teatros a escucharlos, porque esos gurúes no tienen nada que ver con su vida, con usted. Mientras tanto, con el Facilitador que lo auxilia en su vida, lo ayuda a corregir, a marchar bien, a seguir bien en la vida, se crean unos nexos maravillosos que hacen del Facilitador un Buddham.

Dice el Señor Gautama Buddha: “Después de haber establecido un vínculo formal de Enseñanza e iniciaciones, y una vez que se ha aceptado a determinado maestro como Gurú, es muy importante que el discípulo solo tenga imágenes positivas de su maestro y que las aliente aun en el caso de que descubra en él cualidades que le parezcan desagradables, puesto que, una vez establecido el vínculo, la única actitud beneficiosa que promueve el avance espiritual del discípulo es la considerar al maestro como una emanación del Buddha”.

En esto, en la India nos han ganado, pues allí, a casi cualquier estudiante le va bien espiritualmente porque siempre antepone su maestro, su gurú, a todo, y esto le abre puertas, le resuelve situaciones, le llena los salones de personas que vienen a escuchar el Dharma. Esto se puede ver en la vida de Milarepa: aunque sus gurúes fueran magos negros, él los quería y los honraba, porque  quebrantar eso es ir contra la Ley de la Vida.

Extraído del libro “Dorje Supremo” de Rubén Cedeño.

Please follow and like us:
Articulos

Escrito por Metafísica Activa

La Metafísica compartida por Conny Méndez - Rubén Cedeño es una filosofía práctica para la vida diaria; se ocupa de la Mente Positiva, el Cristo Interno, los Siete Rayos (Aspectos de Dios), y el Perdón. Trabajamos para construir un mundo mejor, sin destruir, dividir, ni fragmentar.

Deja un comentario

error

Comparte con tus amig@s

A %d blogueros les gusta esto: